Juan de Dios Aldea Fonseca

Juan de Dios Aldea Fonseca

Sargento 2º de Artillería de Marina, de la guarnición de la Esmeralda, que en conjunto con el soldado Arsenio Canave fueron los únicos que oyeron la orden de Arturo Prat y saltaron con él en su abordaje al Huáscar en el primer espolonazo del monitor peruano. Nació en Chillán en 1853, en una familia de modesta condición económica. A los 8 años entró a la escuela que dirigía su padre, pero mostraba mayor interés por los ejercicios militares que por sus estudios. A los 12 años obtuvo autorización para irse a vivir al campo con una tía, cuya casa abandonó furtivamente para enrolarse en el Cuerpo de artillería de Marina a los 16 años.

Durante su carrera siempre acarició el sueño de batirse con los enemigos de su patria y efectuar las proezas que imaginaba desde niño, y así se lo manifestó a su esposa al conocer la declaración de guerra contra Perú y Bolivia.

Para el combate de Iquique tenía 27 años y hacía dos meses que había ascendido a Sargento. Al acompañar a Prat en el abordaje, ejecutó la proeza que soñaba, pero en lugar de morir como su Comandante, fue herido de gravedad. Junto con los restos de Prat, Serrano y otros valientes, fue llevado a tierra, como un cadáver más. Los esfuerzos para salvarlo fueron infructuosos, ya que había perdido demasiada sangre. Murió el 24 de mayo.